• FUREN

ARTES EN MI COMUNIDAD: FOMENTANDO LA CULTURA DE PAZ

El arte es entendido como cualquier actividad o producto realizado con una finalidad estética y comunicativa, mediante la cual se expresan ideas, emociones o una visión del mundo a través del lenguaje, la música, la danza y la pintura. Pero, ¿por qué es importante para los niños y jóvenes?



La presencia del arte en la educación contribuye al desarrollo integral y se caracteriza por enriquecer y realizar un gran aporte cognitivo en el desarrollo de las habilidades y destrezas, como el emprendimiento, la diversidad cultural, la innovación, la creatividad o la curiosidad.

Acercar el arte a las comunidades es necesario, porque le permite a niños y jóvenes tener acceso a un espacio donde pueden adquirir una serie de competencias y rutinas mentales que están en armonía con la naturaleza del ser humano y que, a su vez, son necesarios para el aprendizaje de cualquier asignatura en sus centros escolares.


El arte juega un papel más importante de lo que creemos en la educación de niños y jóvenes. Además de estimular el aprendizaje de materias como la lectura o las matemáticas, pintar, dibujar o modelar son actividades imprescindibles para el desarrollo de la percepción, la motricidad fina o la interacción con otros jóvenes. Debemos entender que la enseñanza del arte no debe considerarse un aprendizaje más, sino un componente fundamental de la educación, ya que puede ayudar a los niños a desarrollar sus capacidades en otras materias.

Artes en Mi Comunidad nace como un proyecto de Fundación Redentor con ayuda de Fundación Dona Tu Cora y Fundación Rafael Meza Ayau para promover talleres artísticos en el Centro Cultural Cristo Redentor fomentando la cultura de paz, sana convivencia y recreación a través del desarrollo de espacios de arte, deporte y convivencia comunitaria en la comunidad Cristo Redentor I en la zona norte de la Colonia Escalón en el municipio de San Salvador.


Es importante abrir estos espacios para los jóvenes en las comunidades donde pueden encontrar una oferta artística que les ayude, no sólo a ocupar su tiempo libre, sino a potenciar sus habilidades y transformar sus vidas, la de sus familias y las comunidades a través de la música, la pintura y la danza para desarrollar capacidades biológicas, educativas y emocionales de niños, niñas y jóvenes, ya que, a través de ellas se aprende a explorar el medio que los rodea, además de adquirir conciencia de sí mismos y de los demás.

86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

CONTACTO